Categorías Blog

De qué hablamos cuando hablamos de sustentabilidad

De qué hablamos cuando hablamos de sustentabilidad

¿Sustentables son las cosas? ¿las personas? ¿las acciones? ¿Puede una automotriz ser sustentable? Una palabra que está muy en boga y pocos saben qué significa

No son preguntas de fácil respuesta pero vamos a intentar darlas: Hablamos de sustentabilidad cuando hablamos de desarrollo sustentable, es decir que debe poder sostenerse (y sostenernos) en el tiempo. Es decir que consiste en satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades. La única forma de hacerlo es no destruyendo más y reconstruyendo lo que previamente hemos destruido.

Parece sencillo pero en realidad no lo es ya que todas las actividades humanas impactan, utilizan energía y materiales, generan residuos, etc. Inclusive aquellas que son ecológicas. Un ejemplo: un termotanque solar consume más energía en su fabricación de la que es capaz de ahorrar en su vida útil ¡Entonces no es sustentable! No lo es en sí mismo, pero forma parte de un cambio tecnológico que apunta a reducir y minimizar el uso de energías no renovables. Aporta a la sustentabilidad global.

Para el movimiento vegano, por ejemplo, no es sustentable comer animales ya que su impacto ambiental es cada vez mayor y el principal responsable del efecto invernadero y la propuesta es que todos nos hagamos veganos. Para la ecología tradicional de los grandes estados industriales, la idea es disminuir las emisiones de CO2 en tal medida que el planeta pueda recuperarse de ellas (esto fue el famoso acuerdo de París de 2015 que tendrá poco vuelo si EEUU, China e India siguen sin firmarlo) Para las diferentes cosmovisiones de los pueblos originarios de América todo esto es una obviedad terrible ya que no separan al ser humano del resto de la naturaleza.

Lo que sin dudas está claro es que la sustentabilidad es un CAMINO. Uno que como humanidad debemos transitar en comunidad y uno también en el que podemos aportar desde cada uno de nosotros. En principio tomando consciencia de nuestros consumos y nuestros residuos. Luego modificando hábitos en pos de mejorar todo esto. Cuidar la energía, cuidar el agua, minimizar los residuos,reciclar aquello que se pueda reciclar. Y sobre todo incorporar como hábito y forma de vida todo esto.

Desde nuestro lugar vamos aportando y apoyando a todo aquel que quiera sumarse. El cambio sin dudas no va a venir si no ayudamos a sumar conciencia en nuestras comunidades. Desde utilizar bolsas biodegradables, reutilizar cada bolsa y caja que recibimos hasta agotar su vida útil por completo, vender por peso la mayor cantidad de productos (y si traes tus propios frascos o tupers mejor) para evitar envases innecesarios, incorporar productos de empresas que van en ese camino, y muchas cosas más.

Tenemos una categoría de productos SUSTENTABLES en la que también intentamos recomendar productos que van en este camino, SIN SER PERFECTOS, porque sabemos que la quietud es peor que un avance, aunque sea pequeño.

Ver en Tienda

Deja una respuesta